martes, 17 de julio de 2018

Cree en el ejemplo, no en palabras

Sigue a aquel que predica con el ejemplo, que hablar, habla cualquiera. Y a veces muy bien. Pero no por ser buen orador será el mejor profesor de las lecciones de una vida que no sabe ni quiere vivir. 

Encuentra modelos reales, personas luchadoras, que crean en sí mismas. Con ética, moral y sí, con un par de... Que esas te sirvan de ejemplo, no aquellos que solo predican para llenar espacios con palabras y no saben de la vida más que lo que leen en libros o les cuentan los demás. 

¿Que cómo los reconocerás? Eres más listo de lo que crees, lo sabes de sobra. Solo observa sus acciones y verás si son o no consecuentes con lo que tanto predican.